Páginas vistas en total

"Bienestar de Nuestra Salud" OLGA CISNERO

31 de octubre de 2013

LA VIDA

Después de algún tiempo aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer un alma y aprenderás que amar no significa apoyarse y que compañía no significa seguridad.

Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni regalos, ni promesas.

Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y con la tristeza de un adulto y aprenderás a construir hoy todos los caminos, porque el terreno de mañana es incierto para los proyectos y el futuro tiene costumbre de caer en el vacío.

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado.

Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitaras perdonarlas.

Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma.

Descubrirás que lleva años construir la confianza y apenas unos segundos destruirla y que también podrás hacer cosas de las que te arrepientas el resto de tu vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias y que no importa que es lo que tienes sino a quien tienes en la vida y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir.

Aprenderás que no tenemos que cambiar a los amigos si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambien. Te darás cuenta que puedes pasar buenos momentos con tu mejor amigo haciendo cualquier cosa o simplemente nada, solo por el hecho de disfrutar su compañía.

Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan y por eso siempre debemos decir a esas personas que las amamos, porque nunca estaremos seguros de cuándo será la última vez que las veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de los que hacemos.

Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejor.

Descubrirás que se lleva mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser y que el tiempo es corto.

Aprenderás que no importa a donde llegaste, sino a donde te diriges y si no lo sabes cualquier lugar sirve.

Aprenderás que si no controlas tus actos, ellos te controlan y ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuán delicada sea la situación, siempre hay dos lados.

Aprenderás que héroes son las persona que hicieron lo que era necesario, enfrentando las consecuencias.

Aprenderás que la paciencia requiere de mucha práctica.

Descubrirás que algunas veces la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayude a levantarte.

Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con los años vividos.

Aprenderás que hay mucho mas de tus padres en ti de lo que supones.

Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías porque pocas cosas son tan humillantes y sería una tragedia si lo creyese porque le estarás quitando la esperanza.

Aprenderás que cuando sientes rabia, tenés derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho a ser cruel con todo lo que puedes, porque hay personas que nos aman pero que no saben demostrarlo...... No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.

Aprenderás que con la misma severidad con la que juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado.
Aprenderás que no importa en cuantos pedazos se rompa tu corazón, igualmente el mundo no se detiene para que lo arregles.

Aprenderás que el tiempo no es algo que puedas volver atrás, por lo tanto, debes de cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores.

Entonces y solo entonces sabrás realmente lo que puedes soportar, que eres fuerte y que podrás ir mucho más lejos de lo que pensabas cuando creías que no podías más.
Es que la vida vale realmente cuando tienes valor de enfrentarla!!!!!

WILLIAM SHAKESPEARE
__________________________

28 de octubre de 2013

- Forcejear Renegar o Aceptar ??


4 formas de aceptar el paso del tiempo


Forcejear, renegar o aceptar? 

La palabra “renegar” me resulta particularmente interesante desde que me detuve a pensar en su conformación: 

“volver a negar”. Y, sí, una de sus acepciones es “negar una cosa con mucho énfasis”. 

Pero la otra es experimentar sufrimiento o fastidio por lo que es: “Reniego mucho con mi trabajo”; “Tener que esperar tanto me hace renegar”.

 Es decir que se invierte una enorme cantidad de energía vital en decir, como un niño que le corre la boca a la cuchara sopera: “No quiero, no quiero y no quiero!!!”.

Lo cierto es que la vida nos impone un desafío cotidiano: darnos cuenta de cuándo estamos “re-negando” por no aceptar lo que es. “Aceptar” no significa resignarse, ser pusilánime, bajar los brazos… Implica, en cambio, ver lo que sí es, tal como es, y alinear la acción (o inacción) en base a ese ver.

Esto implica muchas cosas. Una de ellas es el estar distorsionando lo que percibimos porque no toleramos que sea distinto de los que quisiéramos: a veces negamos (y re-negamos) la inconveniencia de una situación, las características de una persona de quien nos hemos enamorado, o aun rasgos propios, porque no nos disponemos a aceptar que las cosas sean como son, ya que si lo aceptáramos necesitaríamos ubicarnos desde otra perspectiva para considerar esa realidad. 


El hecho es que eso que negamos, es, y, puesto que es, termina aconteciendo cual si tiráramos la ropa hecha un bollo dentro del placar y cerráramos la puerta para no verla: un día abriremos la puerta y se nos vendrá todo encima (así las consecuencias de un rasgo nuestro que no queremos reconocer, una pareja que no era como pretendíamos que fuese, o una situación que deformamos para amoldarla a nuestras expectativas)…

Otra implicancia de no aceptar lo que la realidad presenta es el forcejear con la vida para que lo que es sea como no es; entonces nos debatimos en una estéril lucha contra hechos que no está en nuestras manos modificar (aunque hayamos ya discernido que no está a nuestro alcance cambiarlos). 


Recuerdo una mujer que esperaba tras de mí en la cola del banco leyendo ávidamente una novela de Cortázar, mientras la larguísima fila humana avanzaba muy lentamente. En un momento me miró y le sonreí, diciéndole: 

“Qué bien que aprovecha Ud. el tiempo!” “Sí!”-me respondió, también sonriendo-; “antes renegaba contra el Banco, el empleado y la gente… hasta que me di cuenta de que nada de eso cambiaba la situación.

 Es más: que aprovechaba esta situación para expresar mi actitud de andar siempre refunfuñando por la vida. 

Así que vi que se trataba de mí. Y que eso sí lo podía cambiar. Entonces ahora si quejarme sirve, voy y protesto donde corresponda para solucionar lo solucionable; pero si no lo puedo solucionar, no estoy dispuesta a perderme a mí misma.”

Ese “Si no lo puedo solucionar, no estoy dispuesta a perderme a mí misma” me quedó resonando.


 Pero no sólo para con algo cotidiano como la fila de un banco, sino respecto de las condiciones que la vida nos presenta para lo más radical de nuestra existencia: lo que nos pasa, quiénes somos, lo que sentimos, nuestras circunstancias. Sólo aceptando la vida “bajo sus propias condiciones” (como decía el querido Joseph Campbell) dejamos de forcejear con ella, y, por ende, de desgastarnos en estériles luchas. 

Allí empieza a haber una serenidad profunda, comprenda uno o no por qué es que sucede lo que sucede.

 Es más: puede que desde esa serenidad, -recién entonces-, veamos alternativas diferentes que, en medio del forcejeo o del refunfuño, no habríamos podido advertir.

Cuando aceptamos dejamos de estar detenidos en campo estéril: el proceso continúa.


 Y sobre todo cuando aceptamos que las cosas fueron como fueron, y no según la expectativa que teníamos sobre cómo deberían haber sido.

 Esa aceptación del pasado (lo consumado, lo que ya fue) nos permite poner el corazón alineado con la vida (pues de allí viene la palabra “acordar”, que es una de los significados de “aceptar”). 

Dejamos de re-negar y quizás hasta nos quede espacio para la apreciación y el agradecimiento ante lo que, por estar re-negando, no percibíamos. Como lo dice este texto del español Mariano Corbí que hoy quiero convidarles:

Debes aceptar lo que ha ocurrido y lo que ocurre.

No hay escapatoria; no hay lugar para una esperanza alternativa: lo que es, es.

¿Puedes decir que no ha ocurrido?

No es posible.

Entonces no hay otra salida que aceptar.

Sea el que sea el acontecimiento que se presente.....


19 de octubre de 2013

" Bienestar para Nuestra Salud Olga Cisnero "

" LOS ABRAZOS "




La ciencia del amor

¿Sabías que los abrazos y el afecto pueden reducir significativamente la presión sanguínea y mejorar la salud de tu corazón?

Abrazar a alguien también libera oxitocina, también conocida como la hormona de la felicidad.

Esta oxitocina, es un químico contagioso: 

“Estudios han mostrado que niños con madres que han recibido oxitocina extra, tienen niveles más altos de la hormona, y solo como resultado del comportamiento de la madre”, dice el neurofisiólogo Jürgen Sandkühler, director del Centro de Investigación Cerebral en la Universidad Médica de Vienna.

Un corto abrazo y 10 minutos de tomarse las manos, reduce de gran forma los dañinos efectos físicos del stress, de acuerdo al estudio de la Sociedad Americana Psicosomática. 

Abrazarse también ha sido ligado a la mejora de la memoria debido a menores niveles de stress. 

Abrazarse y mostrar amor es más que emocionalmente saludable para ti, también puede científicamente mejorar la salud de tu cuerpo.

" Meditar "



Practicar meditación regularmente te trae beneficios increíbles, que es importante que conozcas… para incentivarte y comenzar hoy mismo!

1- Reduce notoriamente el estrés

2- Mejora tu autoestima

3- Mejora y mantiene la concentración

4- Aumenta la claridad mental

5- Desarrolla el pensamiento y la visión positiva de la vida

6- Mejora notablemente las relaciones

7- Mejora el organismo en general

8- Previene la depresión, el mal humor y mejora el ánimo

9- Desarrolla la fortaleza interior y la voluntad

10-  Mejoras notorias en el sueño

11-  Aumenta las posibilidades de tomar decisiones

12-  Cambia la perspectiva de las cosas… para afrontarlas de una mejor manera

13-  Provoca relajación física

14-  Potencia la energía positiva

15-  Fomenta la auto comprensión y el diálogo contigo misma

16-  Desarrolla el pensamiento creativo

17-  Mejora la memoria

18-  Disminuye la inhibición

19-  Potencia las habilidades personales

20- Mejora la salud: favorece al descenso de la tensión arterial, el descenso del ritmo cardíaco y otros muchos beneficios

La meditación es una comunicación profunda contigo misma, para la que debes estar preparada… consulta con expertos en el tema, y anímate!

11 de octubre de 2013

Soy Unico



No eres el centro del universo, es verdad, pero eres especial, eres único, irrepetible.

 Cada vez que te mimas, el universo se alegra; y cada vez que te agredes o maltratas, la existencia pierde su rumbo porque eres parte de una totalidad que te incluye. 

Llámalo, Dios, Cosmos, Naturaleza o como sea, no estás solo.

 Quererte a ti mismo es el principal requisito para la supervivencia emocional y psicológica.

 Yo se que a veces te dan "mini odios" personales, que te miras al espejo y te criticas de manera inclemente (poro a poro) o que no te aguantas, pero es lo que tienes: tú mismo al desnudo, con lo bueno y lo malo a cuestas, con toda tu humanidad desbordante.

 La vida no quiere que te arrastres, ni que te humilles ni que te laceres: te quiere digno. 

Autoestima es autogobierno, es adornar la identidad, abrazar el yo sin caer en el ego.

 He ahí la clave del bienestar: gestionarse a uno mismo de la mejor manera posible. 

5 de octubre de 2013

" La Alexitimia "

La alexitimia es el desorden neurológico que consiste en la incapacidad del sujeto para identificar las emociones propias y, consecuentemente, la imposibilidad para darles expresión verbal.

 Se trata de un trastorno muy extendido entre la población: afecta a una de cada siete personas.

 En particular, la Alexitimia se manifiesta en el 85% de los afectados por trastornos del espectro autista.

 Los neurólogos han observado anomalías en una zona cerebral cuya función sería la de vincular el crisol de las emociones con la zona que toma conocimiento de estas emociones, las analiza y las fórmula.

 Los alexitímicos, en lugar de mostrar una actividad cerebral adaptada a la intensidad emotiva de la situación, como es el caso normal, manifiestan una actividad o demasiado débil o demasiado intensa, que perturba la apreciación justa de la experiencia emocional.

 Causas

 La alexitimia se caracteriza por una deficiente 'mentalización' de las emociones: las sensaciones corporales aparecen escasa o nulamente asociadas a estados mentales.

Es verosímil que sus causas hayan de buscarse en los primeros años de la infancia. El niño pequeño, que no posee todavía estados mentales jerarquizados y asociados a conceptos o palabras, aborda el mundo de las emociones por intermedio de su cuerpo.

En un estado posterior, los sentimientos de deseo o de cólera se manifiestan también mediante sensaciones somáticas. Más tarde, llega la edad en que resulta necesario ordenar ese conjunto de sensaciones orgánicas en un todo coherente, aprender que los otros experimentan cosas parecidas y encontrar un código común para identificarlas, tanto en uno mismo como en los demás, para poder convertirse en un ser social y reflexivo.

 Los padres desempeñan un papel importante en esta evolución canalizando con sus palabras las sensaciones físicas hacia la mentalización, esto es, hacia la adscripción de etiquetas a esas sensaciones, que servirán para identificarlas y comunicarlas.

 Estos intercambios lingüísticos es probable que sean determinantes para la formación de amplios repertorios de sensaciones asociadas a palabras o a pensamientos

.En el cerebro infantil, la información pasa desde los centros de percepción de las emociones (el sistema límbico) hasta los centros de categorización, de reflexión, de lenguaje y de percepción auditiva (la corteza).

 Si los padres, por una razón cualquiera (depresión, personalidad frágil, inestabilidad emocional o incluso alexitimia) no le aportan al niño suficientes indicaciones verbales sobre las emociones que experimenta, este puede encontrarse falto de palabras, reflejo de la pobreza de sentimientos identificados.

Es probable que más adelante se refiera sistemáticamente a sus sensaciones corporales, sin lograr que las sensación tenga acceso al nivel de los estados mentales, del córtex, del lenguaje.

 Principales Características de la Alexitima La alexitimia es fundamentalmente la incapacidad para expresar verbalmente las emociones debido a que estas personas no son capaces de identificar lo que sienten, entenderlo o describirlo.

 Se estima que el 8% de los hombres y el 1,8 % de las mujeres son alexitímicos, así como el 30 % de las personas con problemas psicológicos.

Origen del término alexitimia

 Características de la alexitimia

 1. Dificultad para identificar emociones y sentimientos.

 Estas personas tienen problemas para diferenciar una emoción de otra.

Por ejemplo, no saben con seguridad si lo que sienten es miedo o ira. Esta incapacidad no se da sólo respecto a los propios sentimientos, sino que también tienen dificultades para identificar las emociones en los demás (en sus voces, expresiones faciales, posturas).

 2. Dificultad para describir emociones y sentimientos.

 Les resulta imposible describir lo que sienten y describir a otras personas todo lo referente al ámbito subjetivo y de los afectos.

 3. Dificultad para diferenciar los sentimientos de las sensaciones corporales que acompañan a la activación emocional.

 Las emociones suelen ir acompañadas de síntomas fisiológicos, como sudoración, aceleración de ritmo cardiaco, etc. Los alexitímicos atribuyen estas manifestaciones fisiológicas a síntomas vagos o los confunden con la emoción misma.

Cuando siente emociones intensas, esta persona describe simplemente un malestar físico de un modo impreciso.

 4. Reducida capacidad de fantasía y de pensamiento simbólico.

 Suelen tener un pensamiento concreto, con problemas para el manejo simbólico de las emociones. Su forma de hablar es monótona, parca y sin matices afectivos.

Apenas gesticulan ni introducen cambios en el tono de voz, se sientan de forma rígida y su semblante es inexpresivo.

 5. Preocupación por los detalles y acontecimientos externos.

 En su lenguaje apenas existen referencias abstractas y simbólicas, sino que se limitan a describir detalles concretos, sin un tono afectivo.

 6. Utilizan la acción como estrategia de afrontamiento en situaciones de conflicto.

 El modo de resolver un estado emocional desagradable en estas personas, consiste en la realización de conductas directas. Tienen una orientación de tipo práctico y un escaso contacto con su realidad psíquica. Identificar la alexitimia

 La persona alexitímica va a presentar una serie de conductas en su vida diaria que pueden dar una pista acerca de la posible existencia de alexitimia:

 Son percibidos por los demás como excesivamente lógicos o poco sentimentales o amistosos. Tienen problemas para hablar de sus emociones

 Se sienten perplejos por las reacciones emocionales de los demás. Rara vez tienen fantasías. Su reacción al arte, literatura o música es de muy baja intensidad.

 Toman decisiones de acuerdo a datos, sin tener en cuenta los sentimientos. Padecen ocasionalmente alteraciones fisiológicas a las que no encuentran explicación, como palpitaciones, dolor de estómago. ¿Carecen los alexitímicos de emociones? Estas personas no carecen de emociones.

 No obstante, no son conscientes de las expresiones fisiológicas de las emociones o no entienden su significado emocional.

 Es decir, no saben, por ejemplo, que las palpitaciones que están sintiendo se deben a la ansiedad.

Sin embargo, cuando la causa y la naturaleza de la emoción es obvia, pueden tener emociones como cualquier otra persona.

 Las emociones intensas tienden a tomarlos por sorpresa y pueden tener problemas para limitar su expresión. Así, sus escasas manifestaciones emocionales, tienden a ser explosivas, bruscas e incontroladas. 

Alexitmia y trastornos psicosomáticos:

 La alexitimia es más frecuente en personas que tienden a desarrollar enfermedad psicosomática , sobre todo en personas con trastornos por somatización.

También se ha visto en personas con dolor psicógeno, en trastornos por uso de drogas y en personas con enfermedades crónicas. Una persona alexitímica responde fisiológicamente a los estímulos emocionales como cualquier otra persona: los músculos se tensan, el corazón se acelera, etc.

 Al no ser capaz de identificar los sentimientos correspondientes como signos con significado emocional, los interpreta como síntomas físicos de enfermedad.

 Al hacer esto, no toma las medidas necesarias para afrontar adecuadamente la emoción, de modo que dicha emoción, junto con sus correlatos fisiológicos, continúa.

 Este estado de activación fisiológica puede llegar a provocar enfermedad física con el tiempo. Alexitmia y ansiedad crónica Los alexitímicos son propensos a padecer ansiedad crónica.

 Esto es debido, en parte a sus problemas para identificar las emociones correctamente. Incluso en las personas no alexitímicas, las emociones que no se logran identificar o entender correctamente, se perciben como una ansiedad indiferenciada. Esto es más frecuente en los alexitímicos.

 Por otra parte, la incapacidad para tomar decisiones rápidas basadas en las emociones, tienden a crear bastante angustia ante las decisiones personales.
La depresión es también común en estas personas.

 Generalmente suele tratarse de una depresión de tipo somático que la persona no puede explicar o elaborar correctamente. ¿Todas las personas que no expresan sus emociones son alexitímicas?

 Algunas personas no expresan sus emociones debido a que son reservadas, tímidas o como consecuencia de la educación recibida, pero eso no significa que no sepan lo que sienten o que no sean capaces de describir sus emociones cuando así lo deseen.

 El alexitímico, en cambio, no es capaz de expresar sus emociones porque no sabe lo que siente...........

Sinceridad..no es solo palabras!!

Sinceridad..no es solo palabras!!

El Amor..

El Amor..

Olga Cisnero

Olga Cisnero
Coach Ontológico Profesional- Avalado por FICOP

El Poder de la Respiración

El Poder de la Respiración

Camino..

Camino..

Que te Falta??

Que te Falta??

Crees en la Magia!!

Crees en la Magia!!

Coach Ontológico Profesional- Olga Cisnero

Coach Ontológico Profesional- Olga Cisnero

Como son tus Relaciones?

Como son tus Relaciones?

Las Circunstancias....

Las Circunstancias....
Olga Cisnero

Dalai Lama

Dalai Lama